Estenosis de la  válvula mitral

La válvula mitral está situada en la parte izquierda del corazón y regula el paso de sangre entre la aurícula y el ventrículo izquierdos.

La estenosis mitral es un trastorno en el cual la válvula mitral no se abre por completo y, como resultado, hay menos flujo de sangre hacia el cuerpo. La cámara superior del corazón (aurícula izquierda) recibe sangre oxigenada procedente de los pulmones; al no poder vaciarse completamente, parte de esa sangre va a ir acumulándose en los pulmones produciendo dificultad respiratoria. Ver tema sistema circulatorio para más detalles sobre el circuito de la sangre en el sistema cardiovascular.

La gravedad o severidad de la estenosis mitral se clasifican en 3 grupos:

  • Estenosis mitral ligera: afectación mínima que puede requerir tratamiento y seguimiento.
  • Estenosis mitral moderada: requiere tratamiento médico y un seguimiento más estrecho.
  • Estenosis mitral severa: esta situación habitualmente precisa tratamiento quirúrgico, sobre todo si presenta síntomas u otras condiciones asociadas.


¿Qué causa la estenosis de la válvula mitral?

Fiebre reumática

En los adultos, la estenosis mitral ocurre con mayor frecuencia en personas que han sufrido fiebre reumática. La Fiebre reumática es una enfermedad que se puede dar en los niños después de una faringitis infecciosa o de escarlatina. En esta enfermedad, la válvula mitral es la que se afecta con más frecuencia, aunque habitualmente se afectan también otras válvulas simultáneamente. Es característico que los problemas en las válvulas se desarrollen de 5 a 10 años o más después del episodio de fiebre reumática.

En la actualidad, la incidencia de la fiebre reumática en España ha disminuido muy considerablemente debido al mejor tratamiento de las infecciones mencionadas,  pero todavía se detectan personas adultas (fundamentalmente mujeres) que han padecido esta enfermedad durante la infancia y ahora sufren las secuelas cardíacas.

Degenerativa o envejecimiento

En ciertos casos, con el envejecimiento se produce un depósito de calcio y fibrosis sobre la válvula mitral, lo que produce una limitación en la apertura de la válvula.

Otras

Enfermedades congénitas (de nacimiento), fármacos que se utilizaron para adelgazar, o secuelas de radioterapia en pacientes con cáncer; son otras causas menos frecuentes.


¿Qué síntomas produce la estenosis valvular mitral?

Al igual que otras enfermedades de las válvulas cardíacas, es habitual que esta enfermedad no produzca síntomas durante muchos años. Habitualmente, las primeras manifestaciones se producen poco a poco, al principio sólo cuando la persona hace alguna actividad vigorosa, ya que en estas condiciones se exige un sobreesfuerzo al corazón.

En otras ocasiones, la enfermedad se hace patente coincidiendo con situaciones que obligan al corazón a trabajar más, como puede ser en casos de infecciones respiratorias.

En los casos que no presentan síntomas, el diagnóstico puede sospecharse cuando el médico ausculta un soplo cardíaco en una exploración rutinaria o por otro motivo.

Los síntomas de la estenosis mitral incluyen:

  • Dificultad para respirar con la actividad o al acostarse (disnea).
  • Despertarse debido a problemas para respirar (ortopnea).
  • Tos o flema sanguinolenta.
  • Sensación de percibir los latidos del corazón irregulares y/o rápidos (palpitaciones).
  • Dolor en el pecho o sensación de opresión con la actividad (angina).
  • Hinchazón de tobillos (edema).

¿Cómo se llega al diagnóstico de la estenosis mitral?

Como ya se ha mencionado en la introducción de este capítulo, la ecocardiografía cardíaca es la prueba fundamental para diagnosticar las enfermedades valvulares.

Sólo en los casos en los que la definición de la imagen obtenida por medio de la ecocardiografía convencional no es adecuada, se solicitará una ecocardiografía transesofágica u otra prueba diagnóstica.


¿Cómo se trata la estenosis mitral?

Los tratamientos para la estenosis mitral severa incluyen ciertos medicamentos para aliviar los síntomas (diuréticos para eliminar líquidos, fármacos que hacen más lenta la frecuencia cardíaca, y fármacos para el tratamiento de las arritmias). Las arritmias cardíacas (fibrilación auricular) son frecuentes en estos pacientes, por lo que es habitual que reciban tratamiento anticoagulante para hacer que la sangre esté más diluida, y no se formen coágulos dentro del corazón.

Independientemente de los fármacos mencionados, es importante recordar que el único modo de resolver la estrechez valvular es mediante una intervención quirúrgica. La operación solo se indica cuando la estrechez valvular produce síntomas, o tiene repercusiones sobre otras partes del corazón; habitualmente esto se presenta en casos de estenosis severa.

La intervención sobre esta válvula puede realizarse con dos técnicas distintas: mediante cirugía abierta del corazón, o por medio de una intervención llamada cateterismo cardíaco.

La cirugía abierta de la válvula mitral reemplaza la válvula a través de una incisión en el tórax. En la intervención, se extirpa la válvula defectuosa y se sutura una nueva en su lugar. Es una operación de riesgo, y para poder realizarse el corazón debe ser detenido. Una máquina se encargará de bombear la sangre para que continúe circulando (circulación extracorpórea) mientras el cirujano hace su trabajo. Las válvulas que se implantarán en su corazón (denominadas prótesis valvulares), pueden ser de dos tipos:

  • Mecánicas, hechas de materiales artificiales, como titanio o carbón pirolítico. Estas son las más duraderas, pero requieren tratamiento anticoagulante para toda la vida con el objetivo de evitar que se formen trombos.
  • Biológicas, hechas de tejido animal. Estas válvulas duran de 10 a 20 años, pero lo bueno es que no requieren tratamiento anticoagulante porque no predisponen a la formación de coágulos. 

PRÓTESIS VALVULARES

En aquellos pacientes que tienen la válvula menos dañada, se puede intentar resolver el problema sin necesidad de someterse a una cirugía abierta. Esta técnica se denomina valvuloplastia mitral y se realiza por medio de un cateterismo cardíaco. Durante este procedimiento, se introduce una sonda (catéter) dentro de una vena, generalmente en la pierna y se lleva hasta el corazón. Se infla un globo en la punta del catéter, ensanchando la válvula mitral, y mejorando el flujo sanguíneo. Incluso cuando el procedimiento es exitoso, es posible que deba repetirse meses o años después.


Recomendaciones sobre el estilo de vida en la estenosis mitral

La alimentación no influye directamente sobre la estenosis mitral, pero una dieta saludable ayuda a controlar los síntomas. Abusar de la sal y de la ingestión de líquidos puede incrementar la presión en el corazón. Además esa dieta ayuda a mantener un peso adecuado. El exceso de alcohol y las bebidas con cafeína u otros excitantes pueden desencadenar arritmias que empeoren la situación clínica.

La cantidad y el tipo de ejercicio físico que se puede realizar depende de la gravedad de la estenosis mitral. Se recomienda realizar actividad física de manera regular para mantener un buen estado físico y cardiovascular. Sin embargo, antes de comenzar un entrenamiento, o si se practican deportes a nivel competitivo, debería realizarse una consulta con su cardiólogo.

Las mujeres que deseen tener hijos deben solicitar información antes de planear un embarazo. El embarazo hace que el corazón trabaje más fuerte. Cómo la estenosis mitral tolere este trabajo extra, depende del grado de la severidad.


Autora

  • Dra. Miriam Piñeiro Portela.

Cardióloga. Complexo Hospitalario Universitario de Ferrol.


Consulta las enfermedades de las válvulas cardíacas

Estenosis aórtica

Insuficiencia aórtica

Estenosis mitral

Insuficiencia mitral

Enfermedades de la válvula tricúspide y la válvula pulmonar

Endocarditis bacteriana

DESCARGA ESTENOSIS MITRAL.pdf

 

Puedes valorar este artículo y dejar un comentario,

No se han encontrado comentarios

Deja un comentario