Ecocardiograma de esfuerzo

Ecocardiograma de esfuerzo o de ejercicio

El presentar dolor torácico al realizar esfuerzo físico, como subir escaleras o caminar por una pendiente, es un síntoma común por el que los pacientes acuden al cardiólogo con relativa frecuencia. Lo habitual es que ese dolor ya no esté presente en el momento de la consulta, por lo que el reto del médico es investigar qué sucedió en el momento en que se presentaron los síntomas. Las pruebas que podemos hacer en el momento de la consulta aportan información sobre el estado de su corazón en ese momento (habitualmente en reposo y sin síntomas), y no siempre son suficientes para llegar al diagnóstico.

En estos casos, y para obtener más información, al cardiólogo puede interesarle saber cómo se comporta su corazón en el momento de realizar algún esfuerzo físico.

Para reproducir estas condiciones en un ambiente vigilado, se indica habitualmente la realización de la prueba de esfuerzo que, de un modo resumido, consiste en la realización de un esfuerzo físico en un ambiente vigilado para poder analizar cómo se comporta su corazón en esas condiciones. El estudio del corazón en la prueba de esfuerzo se realiza observando continuamente el comportamiento de la tensión arterial y el electrocardiograma del paciente mientras camina en una cinta rodante similar a las que existen en los gimnasios.


¿Qué es la Ecocardiografía de esfuerzo?

En este caso, la ecocardiografía de esfuerzo se realiza en la misma cinta rodante, y, a mayores, combina esta información con la visualización del movimiento del corazón por medio de un ecocardiograma (ecografía del corazón) durante la realización del ejercicio. Es, por tanto, un tipo de prueba de esfuerzo, pero más completa, al permitirnos visionar que las diferentes partes del músculo cardíaco se contraigan con normalidad durante la realización del esfuerzo.


¿Para qué se realiza?

La razón fundamental para realizar esta prueba es el estudio del dolor torácico, sobre todo en aquellos pacientes en los que el electrocardiograma del paciente ofrezca limitaciones para su interpretación, como es el caso de los pacientes que tienen electrocardiogramas “alterados” de forma crónica.


¿Cómo se realiza?

  • A su llegada, se le colocarán unos electrodos en el pecho para registrar la actividad cardíaca. Puede ser necesario limpiar la zona con alcohol, o incluso rasurar el vello en los varones para mejorar la calidad del registro. Es recomendable no aplicarse cremas en la piel ese día.
  • Los electrodos se conectan a un monitor que visualiza en tiempo real el electrocardiograma del paciente; además, se coloca un manguito en el brazo para poder medir la presión arterial durante el esfuerzo.
  • Antes de iniciar la prueba propiamente dicha, usted se recostará en la camilla sobre su lado izquierdo, para realizar un estudio ecocardiográfico basal. Es decir, se tomarán imágenes de su corazón en reposo para compararlos posteriormente con las imágenes que se tomen en condiciones de ejercicio.
  • A continuación se pondrá en pie y subirá a la cinta. Una vez se activa la cinta, ésta comienza a moverse, al principio de forma muy lenta para que el paciente se pueda adaptar. Cada 3 minutos varía automáticamente la velocidad e inclinación para conseguir un ejercicio progresivamente mayor. 
  • Cuando se encuentra en el máximo esfuerzo, se utilizará el equipo de ecocardiografía para tomar otras imágenes del corazón mientras camina en la cinta.
  • La prueba se puede detener en cualquier momento que se necesite, aunque cuánto más esfuerzo es usted capaz de realizar, más información nos va a aportar la prueba.
  • En el momento en que se decida detener la cinta, ésta lo hace bruscamente, y es necesario que retome lo antes posible la posición inicial (tumbado en la camilla sobre el lado izquierdo)  para volver a obtener nuevas imágenes de su corazón.


¿Dónde se realiza?

Se realiza en el hospital, en la zona de pruebas de cardiología, en una sala habilitada para ello, y supervisada en todo momento por médicos y enfermeras.


¿Cuándo sabrá el resultado de la prueba?

Las imágenes tomadas durante el estudio deben ser procesadas en un ordenador para evaluar  algunos detalles  que deben ser definidos con exactitud. Este análisis demora aproximadamente media hora y se realiza inmediatamente después de terminar la prueba, por lo que el cardiólogo puede explicarle los hallazgos más relevantes.

Usted será citado para una consulta posterior donde recibirá el informe definitivo. Cuando los hallazgos son muy relevantes o implican alguna medida terapéutica adicional, se adelantará la cita de revisión o se tomarán las medidas oportunas.


Autor

  • Dr. Manuel López Pérez

Cardiólogo. Complexo Hospitalario Universitario de Ferrol

DESCARGA ECOCARDIOGRAMA DE ESFUERZO.pdf

 

Puedes valorar este artículo y dejar un comentario,

No se han encontrado comentarios

Deja un comentario