Escrito por Admin

Ejercicio físico

Importancia del Ejercicio físico

Los seres vivos estamos diseñados para realizar actividad física como parte de nuestra vida. Las comodidades de las sociedades occidentales se asocian con una actividad física peligrosamente baja; y es conocido que el sedentarismo se asocia a varias enfermedades, entre ellas también las enfermedades cardiovasculares.


¿Qué tipo de ejercicio debo practicar?

Es cierto que cualquier tipo de actividad que desarrolle en su día a día (subir y bajar escaleras, no coger el coche para ir al trabajo, tareas del hogar, etc.) resulta beneficiosa para la salud. Pero lo que de verdad ha demostrado beneficios cardiovasculares es realizar actividad física de forma regular, ya que las actividades realizadas de manera esporádica o en fin de semana no son suficientes para generar un estímulo apropiado en el organismo que permita la quema de grasa y el desarrollo muscular.

Practique ejercicio de forma regular: mejorará su bienestar; fortalecerá sus huesos y músculos; facilitará el control de los factores de riesgo cardiovascular, como son la hipertensión arterial, obesidad, diabetes o la hipercolesterolemia; y, además, alargará su vida.

sedentarismo

Hay que evitar los malos hábitos

¿Qué tipos de ejercicio existen?

El ejercicio físico puede ser de dos tipos: cardiovascular o de fortalecimiento-flexibilidad.

El ejercicio cardiovascular o aeróbico es el que aporta mayor beneficio al corazón: incluye andar, correr, natación, ciclismo o baile, entre otros.

El ejercicio de fortalecimiento y flexibilidad se denomina ejercicio anaeróbico. No brinda tantos beneficios cardiovasculares, pero fortalece los músculos y los huesos, y previene problemas en articulaciones. Incluye pesas, bandas elásticas, pilates, yoga, taichí, etc.

Un programa de ejercicio bien equilibrado incluye realizar ejercicio de las dos categorías.

Realice ejercicio aeróbico al menos 5 días a la semana.

-Realice 2-3 días a la semana de ejercicio anaeróbico, con 2-3 series de 10-15 repeticiones con pesas o cintas; o practique pilates o yoga.


  • Programación de la actividad aeróbica

Para obtener beneficios importantes para su salud, los adultos necesitan por lo menos:
-2 horas y 30 minutos (150 minutos) cada semana de actividad aeróbica de intensidad moderada (por ejemplo, caminar a paso ligero).

 SESIONES DE 10 MINUTOS SON SUFICIENTES
Puede parecer que 150 minutos a la semana es mucho tiempo, pero no es  así. Son exactamente 2 horas y 30 minutos de actividad aeróbica lo que usted debería realizar cada semana, aproximadamente el mismo tiempo que pasa viendo una película.
La buena noticia es que usted puede dividir este tiempo en sesiones. Sigue resultando beneficioso incluso cuando dividimos nuestro tiempo de ejercicio en diferentes momentos del día. Se trata de facilitarle las cosas para que alcance su objetivo, siempre teniendo en cuenta que para que para obtener beneficios cardiovasculares, cada sesión de ejercicio aeróbico debe mantenerse al menos 10 minutos seguidos.

senior caminar

El ejercicio aeróbico más fácil y barato es caminar a paso ligero

¿Cómo sabe si la intensidad de la actividad que hace es moderada?

Para la mayoría de las personas, las actividades diarias, tales como ir de compras, cocinar o lavar la ropa no cuentan para obtener beneficios cardiovasculares porque el nivel de esfuerzo no es suficiente para aumentar su ritmo cardíaco. La actividad aeróbica de intensidad moderada significa que está trabajando lo suficientemente duro para aumentar su ritmo cardíaco y romper a sudar. Estos son algunos ejemplos de actividades que requieren esfuerzo moderado:

  • Caminar rápido.
  • Hacer ejercicios aeróbicos acuáticos.
  • Andar en bicicleta en terreno llano o con poca pendiente.
  • Jugar al tenis de dobles.
  • Empujar un cortacésped.

¿Cómo podemos medir la intensidad del ejercicio que realizamos?

Existen dos formas de medir nuestra actividad física:

1- Objetivos de actividad según la percepción subjetiva del ejercicio realizado.

Una forma de estimar que la intensidad de tu ejercicio es moderado es basándote en tus percepciones. Una actividad es moderada cuando resulta suficiente para que nos haga sudar, pero que, simultáneamente, nos permita mantener una conversación fluida y normal. Otro ejemplo habitualmente utilizado para definir una actividad como moderada es aquella durante la cual podrías ser capaz de hablar con la persona que tiene al lado, pero no de cantar tu canción favorita. 

2- Objetivos de actividad según el ritmo cardíaco y ritmo cardíaco máximo estimado.

Otra forma de controlar la intensidad de la actividad física es determinar si la frecuencia cardíaca de una persona está dentro de la zona objetivo durante la actividad física.

Para lograr que nuestra actividad física sea de intensidad moderada debemos lograr que el ritmo cardíaco alcance entre el 50 y el 70% de la frecuencia cardíaca máxima estimada para su edad.

La frecuencia cardíaca máxima para cada edad se calcula restando la edad de la persona a 220. Por ejemplo, para un individuo de 60 años de edad, la frecuencia cardíaca máxima para su edad se obtiene restando 220 – 60 años = 160 latidos por minuto.

En este mismo caso, para que la actividad física se considere moderada, debe alcanzar ente el 50% y el 70% de esa frecuencia máxima:

– 50%: 160 x 0,50 = 80 latidos por minuto

– 70%: 160 x 0,70 = 112 latidos por minuto

Por tanto, para que la actividad física de una persona de 60 años pueda ser considerada moderada debe mantener una frecuencia cardíaca entre 80 y 112 latidos por minuto durante la actividad.

¿Cómo podemos medir nuestra frecuencia cardíaca?

Actualmente, existen aparatos como pulsómetros, relojes y aplicaciones móviles que miden adecuadamente nuestras pulsaciones durante el ejercicio.

Si el número obtenido se encuentra entre 80 y 112 latidos por minuto (en el ejemplo anterior para un individuo de 60 años), sabrá que su nivel de actividad es “moderada”, y va a aportarle beneficio a su salud cardiovascular.

Es importante detener el ejercicio durante un instante para medir nuestras pulsaciones de forma fiable.

Recomendaciones y  precauciones respecto al ejercicio físico:

Tenga en cuenta que las pautas aquí recomendadas son medidas de prevención primaria, es decir, recomendaciones para prevenir la enfermedad cardiovascular. Si usted ya padece una enfermedad cardiovascular, como un infarto, arritmia cardíaca o insuficiencia cardíaca, será su cardiólogo el que determine cuál es la pauta de ejercicio más beneficiosa para usted de acuerdo a su situación.

  • Si es primerizo en la acitvidad física, empiece con sesiones de 10 minutos, y aumente el tiempo progresivamente hasta conseguir los 150 minutos/semana.
  • Evite situaciones de mucho calor o frío.
  • Evite hacer ejercicio inmediatamente después de las comidas o en ayunas.
  • Hidrátese adecuadamente.
  • Practique ejercicios de estiramiento de los distintos grupos musculares durante 5-10 minutos antes y después del ejercicio físico, para evitar lesionarse.
  • Hacer ejercicio en grupo puede ayudarle a ser regular y constante.
  • Cada persona elegirá un tipo de ejercicio adaptado a su edad, condiciones físicas y preferencias (por ejemplo si no puede caminar por un problema en las piernas, puede nadar o hacer bicicleta estática)


  • Programación actividad anaeróbica

El ejercicio anaeróbico no brinda tantos beneficios desde el punto de vista cardiovascular, pero fortalece los músculos, los huesos, y previene problemas en las articulaciones. Por ello, en los adultos en general se recomienda realizar este tipo de ejercicio 2 ó 3 días a la semana. Se trata además de que trabajen todos los grupos musculares (piernas, caderas, espalda, abdomen, pecho, hombros y brazos).

Se recomiendan 2 ó 3 series de 10-15 repeticiones con pesas o cinta; o participar en sesiones de pilates o yoga.

El ejercicio anaeróbico puede realizarse el mismo día que el ejercicio aeróbico o en días diferentes.

seniorejercicio



¿Dónde puedo conseguir más información sobre el ejercicio recomendado?

Webs donde puedes encontrar más información acerca de los requerimientos de actividad física en adultos y otros grupos de edad con ejemplos prácticos.

http://www.cdc.gov/physicalacytivity/basics/adults/index.htm

http://www.cdc.gov/physicalactivity/downloads/pa_examples.pdf


Autora

  • Dra. Juana Freire Corzo

Cardióloga. Complexo Hospitalario Universitario de Ferrol


Consulta otros apartados de prevención cardiovascular :

Dieta cardiosaludable

Sobrepeso y obesidad

Tabaquismo

Colesterol elevado

Hipertensión arterial

Diabetes

DESCARGA EJERCICIO FÍSICO.pdf

Sobrepeso y obesidad

¿Por qué es perjudicial el sobrepeso?

comedora hamburguesas

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estimó en 2014 que más de 1.900 millones de adultos años tenían sobrepeso a nivel mundial, de los cuales, más de 600 millones eran obesos. Si comparamos las cifras actuales con los datos de 1980, podemos constatar que en este período la obesidad se ha duplicado, y tiende a triplicarse.

Estos datos son similares en España, y, lo que es más preocupante, es que esta tendencia también afecta a nuestros niños. Según los últimos datos facilitados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (SEEDO), en nuestro país, el 18,67% de los niños sufre sobrepeso y el 8,94% son obesos, lo cual supone el triple de lo que sucedía hace 15 años.

La causa fundamental de este problema se encuentra en el desequilibrio energético entre las calorías que ingerimos y las que gastamos. La combinación de alimentos hipercalóricos ricos en sal, azúcares y grasas, con una reducción en la actividad física como resultado de una vida cada vez más sedentaria, conduce invariablemente al exceso de peso.


¿Cuáles son las consecuencias más comunes del sobrepeso y la obesidad para la salud de las personas?

El sobrepeso y la obesidad se encuentran estrechamente relacionados con un gran número de fallecimientos. El exceso de peso puede elevar el colesterol, y causar hipertensión arterial y diabetes. Todas estas situaciones son factores de riesgo importantes de las enfermedades del corazón. Además, el sobrepeso también aumenta el riesgo de padecer enfermedades articulares, como la artrosis, y algunos tipos de cáncer.

 28.000 personas mueren cada año en nuestro país debido a la obesidad y el sobrepeso. Así lo indica un estudio llevado a cabo por diversos departamentos de Medicina Interna de hospitales españoles, publicado en la revista de la Sociedad Española de Cardiología

¿Cómo se determina si usted padece sobrepeso u obesidad?

Desde el punto de vista clínico, existen dos formas de determinar si su peso corporal es excesivo. Los médicos miden la obesidad mediante el índice de masa corporal (IMC), que se calcula dividiendo los kilogramos de peso por la talla en metros elevado al cuadrado. Se considera que una persona tiene sobrepeso si tiene un IMC superior a 25, y que es obesa si la cifra es superior a 30.

INDICE DE MASA CORPORAL

Otro indicador reconocido de sobrepeso y obesidad es la estimación del depósito de grasa en el abdomen. Este indicador se denomina perímetro abdominal. La acumulación de grasa en el abdomen es proporcional a la grasa acumulada en las vísceras, por lo que este índice tiene buena correlación con el riesgo cardiovascular.

El perímetro abdominal debe ser en inferior a 102 centímetros en hombres, e inferior a 88 centímetros en mujeres; y, para medirse, la persona debe estar de pie, y después de haber expulsado el aire, debe rodear su abdomen con la cinta métrica a la altura del ombligo.

Examine su peso. Si tiene un IMC superior a 25, o un perímetro abdominal mayor de 102 centímetros en hombres o de 88 centímetros en mujeres, está incrementando su riesgo de padecer una enfermedad cardiovascular.                                                                  

Adopte las medidas necesarias.

Realice cambios en su dieta y un programa su ejercicio físico.

Se trata de gastar más de lo que ingerimos. 

BALANZA PESO CORPORAL171

Si usted padece obesidad, no intente perder muchos kilogramos en poco tiempo. Las dieta milagro no existen. Realice un programa que le permita perder peso progresivamente, entre 0.5 kilos y 1 Kilo al mes. Usted perderá entre 6 y 12 kilos en un año; y en 2 años, entre 12 y 24 kilos. Si no se siente capaz de hacer ese programa de dieta y ejercicio usted solo, pida ayuda a su médico. 


¿Dónde puedo conseguir más información sobre la obesidad  y su relación con el riesgo cardiovascular?

http://www.seedo.es/index.php/pacientes/calculo-imc

En esta web dispone además de una calculadora para calcular su índice de masa corporal.

Aquí unos ejemplos de dietas para combatir el sobrepeso o la obesidad.

Dieta para el sobrepeso
Dieta para la obesidad

Autora

  • Dra. Juana Freire Corzo

Cardióloga. Complexo Hospitalario Universitario de Ferrol


Consulta otros apartados de prevención cardiovascular :

Dieta cardiosaludable

Ejercicio físico

Tabaquismo

Colesterol elevado

Hipertensión arterial

Diabetes

DESCARGA OBESIDAD.pdf

Dieta cardiosaludable

¿Qué es una dieta cardiosaludable?

La Fundación Española del Corazón insiste en la importancia de mantener una buena alimentación, ya que la calidad de la dieta influye directamente en la salud de nuestro corazón, pudiendo llegar a reducir hasta un 30% el riesgo de padecer una enfermedad cardiovascular en individuos sanos. En las personas que ya han tenido un evento cardiovascular (infarto de miocardio, angina de pecho, o accidente cerebrovascular) la reducción del riesgo asociada a una dieta saludable es todavía más marcada.

Un estudio recientemente publicado (Lyon Diet Heart Study) llevado a cabo por la Asociación Americana del Corazón ha probado la eficacia de la dieta mediterránea para prevenir la  recurrencia de enfermedad de las arterias coronarias después de un primer infarto de miocardio. En el estudio se logró una reducción de esa recurrencia entre el 50 y 70% entre las personas que siguieron durante 46 meses una dieta mediterránea, es decir, basada en el consumo de pan, hortalizas, verduras, frutos secos, pescado, fruta, y un menor consumo de carne roja (sustituida por carne de aves de corral).

Esta capacidad preventiva sobre el riesgo cardiovascular, junto a otras propiedades saludables son los argumentos, que han llevado a la dieta mediterránea a ser declarada Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad en 2010.


¿En qué consiste la dieta mediterránea?

Se conoce como dieta mediterránea al modo de alimentarse basado en una idealización de algunos patrones dietéticos de los países mediterráneos. Las características principales de esta alimentación son un alto consumo de productos vegetales  (frutas, verduras y hortalizas, legumbres y frutos secos), pan y otros cereales (siendo el trigo el alimento base),  utilizando el aceite de oliva como grasa principal.

piramide dieta mediterranea

La dieta cardiosaludable puede y debe ser variada.


Aspectos prácticos para seguir una dieta mediterránea.

  • Restringir el consumo de sal a menos de 1,5 gramos/día. Use especias y otros ingredientes como pimienta, limón, vinagre y ajo para mejorar el sabor de comidas y ensaladas.

Elimine el salero de la mesa.

Ojo con alimentos enlatados y precocinados, y algunos refrescos carbonatados, ya que pueden tener alto contenido en sal.

  • Utilice aceite de oliva: Se recomienda el aceite oliva virgen crudo con preferencia a los otros aceites vegetales como girasol, soja o maíz. A la hora de cocinar los alimentos, el aceite de oliva es mucho más saludable que otros aceites. Las margarinas deben evitarse. La mantequilla y otras grasas de origen animal son perjudiciales, más aún cuando se utilizan para cocinar.   
  • El chocolate con más del 70% de cacao, y los frutos secos sin tostar, son cardiosaludables, pero deben consumirse en cantidad moderada ya que aportan muchas calorías. Los frutos secos tostados pierden sus propiedades beneficiosas al descomponerse las grasas no saludables.
  • La base de la alimentación debería sostenerse en el consumo de azúcares de absorción lenta: frutas, verduras y hortalizas;  arroz, pastas, legumbres  y cereales. Deben  ser preferentemente integrales ya que la fibra y algunos nutrientes (magnesio, fósforo…, etc.) se pierden  durante el procesado. Las verduras deberían estar presentes tanto en la comida como en la cena, y al menos una de ellas debe ser cruda.  La variedad en colores y texturas aporta diversidad de antioxidantes y de sustancias protectoras.
  • Respecto a las proteínas, deben constituir solo un 15-20% de la dieta, y priorizarse aquellas de origen vegetal (lentejas, garbanzos, habas), así como todo tipo de pescados, sobre todo azules, por su contenido alto en omega 3. Se recomienda tomar pescado azul al menos tres veces por semana.

Evite o reduzca el consumo de carne roja a menos de 400 gramos a la semana. Las carnes de la dieta deben ser preferentemente magras, como pollo, pavo o conejo y sin piel.

El consumo de 3 o 4 huevos por semana es una buena alternativa a la carne y el pescado.

Los lácteos como leche y yogur se consumirán desnatados.

Debe evitar los quesos grasos y los embutidos.

El marisco, aunque es rico en omega 3, habitualmente se cocina con elevada cantidad de sal por lo que se debería restringir a raciones pequeñas.

Los alimentos poco procesados, frescos y de temporada son los más adecuados. El uso de productos de temporada, nos permite consumirlos en su mejor momento, aprovechando tanto su máximo nivel de aportación de nutrientes como su aroma y sabor.

La fruta fresca tendría que ser el postre habitual. Los dulces y pasteles deberían consumirse solo ocasionalmente.

  • Ingerir de 1,5 a 2 litros de agua al día.
  • Se permite el consumo de vino  tinto como parte de una dieta cardiosaludable dentro de la moderación y acompañando a las comidas. No más de dos copas en varones y una en mujeres; los beneficios cardiovasculares se pierden cuando se consumen cantidades mayores. Esta recomendación no es válida para jóvenes donde el consumo de alcohol resulta especialmente perjudicial, tampoco es una recomendación para los individuos que no acostumbran a consumir bebidas alcohólicas; en ningún caso recomendamos iniciarse en este consumo. 

“La dieta mediterránea no se concibe sin la práctica ejercicio y la buena compañía”

Acostúmbrese a examinar las etiquetas de los productos que compra:
Mire la cantidad de sal que contiene, de grasa saturadas y ácidos grasos trans (grasas total o parcialmente hidrogenadas), la cantidad de colesterol y las calorías que aportan. Debería desconfiar de los alimentos elaborados que no especifican claramente su composición en la etiqueta. Cuando únicamente mencionan que utilizan grasas o aceites vegetales, probablemente se trate de productos ricos en grasas saturadas perjudiciales.

Si usted es un enfermo cardíaco, es hipertenso, diabético, o sufre insuficiencia renal, su dieta puede tener unas características especiales. Consulte las dietas específicas expuestas en otra sección de esta web.

A continuación le presentamos un test validado que le permitirá conocer si su alimentación se ajusta a la dieta mediterránea.

test de dieta mediterranea

Fuente: Modificado de: Trichopoulou A, Costacou T, Bamia C, Trichopoulos D. Adherente to a mediterranean diet and survival in a greek population. N Engl J Med 2003; 348: 2.599-2.608.


Autores

  • Dra. Juana Freire Corzo

Cardióloga. Complexo Hospitalario Universitario de Ferrol

  • Lic. Cristina Porca Fernández
  • Dr. Diego Bellido Guerrero

Servicio de Endocrinología y Nutrición. Complexo Hospitalario Universitario de Ferrol


Consulta otros apartados de prevención cardiovascular :

Sobrepeso y obesidad

Ejercicio físico

Tabaquismo

Colesterol elevado

Hipertensión arterial

Diabetes

DESCARGA DIETA CARDIOSALUDABLE.pdf

¿Qué son y cómo funcionan los marcapasos?

Entendiendo el funcionamiento de los marcapasos

De forma resumida, podemos decir que la misión fundamental del corazón es bombear la sangre, para que ésta circule de forma continua a través de los vasos sanguíneos transportando  oxígeno y nutrientes a todas las células del organismo.

Para impulsar la sangre, el músculo cardíaco realiza su función en dos tiempos: una fase de contracción (conocida como sístole); y posteriormente una fase de relajación (llamada diástole) para poder llenarse de sangre antes de una nueva contracción.  

Cuando queremos mover una mano, un impulso eléctrico debe viajar, a través de las fibras nerviosas, desde nuestro cerebro hasta el músculo de la mano para ordenarle que se contraiga.

Del mismo modo que cualquier otro músculo, el corazón también necesita recibir impulsos eléctricos que le digan cuándo debe contraerse y cuándo relajarse. Pero la actividad del corazón, a diferencia de otros músculos, no depende de nuestros deseos, sino que posee un sistema de conexiones nerviosas que funcionan de modo autónomo, es decir, independientes de nuestra voluntad. La frecuencia a la que el corazón se contrae cuando estamos en reposo puede variar entre 60 y 90 veces por minuto; y podemos detectarlo cuando nos palpamos el pulso.

Vídeo con activación normal del corazón. En amarillo se representa el impulso eléctrico que “ordena” al músculo cardíaco que se contraiga o que se relaje.

Siguiendo con el ejemplo anterior, cuando sufrimos una lesión en un nervio de la mano se puede producir una parálisis de la misma; pues bien, los nervios del corazón en ocasiones también pueden sufrir daños y afectar la función cardíaca.

Cuando se daña alguna parte de este sistema eléctrico, el corazón puede latir de forma muy lenta o irregular. Para resolver estos casos la ciencia ha desarrollado unos dispositivos electrónicos capaces de producir estímulos eléctricos y transmitirlos a determinadas zonas del músculo cardíaco para que éste pueda contraerse a una frecuencia adecuada.


¿Qué es y de qué se compone un marcapasos?

Como hemos mencionado antes, un marcapasos es un dispositivo electrónico diseñado para producir impulsos eléctricos que puedan estimular al músculo cardíaco en los casos en que falla la estimulación fisiológica o normal. Los impulsos eléctricos, una vez generados, deben ser transmitidos al músculo cardíaco; y,  para ello, se requiere un cable (electrodo) que conecte el dispositivo con el músculo del corazón. De esta forma, podemos decir que este sistema de estimulación consta de un generador de impulsos eléctricos (marcapasos propiamente dicho) y un electrodo.

El marcapasos o generador de impulsos es una carcasa metálica pequeña, del tamaño de los antiguos relojes de bolsillo, que contiene los circuitos electrónicos y la batería del marcapasos.

El cable de estimulación o electrodo, es un conductor recubierto de un tipo de aislante, que transmite el impulso eléctrico a una determinada zona del corazón.

Los marcapasos son pequeños ordenadores que “vigilan” continuamente el ritmo del corazón; si en algún momento no se produce un latido cardíaco, el marcapasos  es capaz de detectarlo y, en ese momento, envía una señal eléctrica a través de los cables (electrodos) para que el corazón se contraiga.

REPLY DR TILDALos marcapasos pueden estar conectados a uno o más electrodos dependiendo de las zonas del corazón que necesitemos estimular.


¿Cuándo hay que colocar un marcapasos?

Los marcapasos se implantan por diferentes motivos pero la causa más común es porque la frecuencia a la que late el corazón es muy lenta (se denomina bradicardia). Cuando la frecuencia es muy lenta, el corazón no es capaz de bombear la cantidad de sangre adecuada y la persona puede presentar mareos, pérdida de conocimiento, fatiga, dolor de pecho o incluso confusión mental. Si nos palpáramos el pulso en este momento, podríamos notar que los latidos cardíacos van muy lentos.

GUIA_PACIENTE_PORTADOR_DE_MARCAPASOS_FINAL_-_Documentos_de_Google


¿Cómo se colocan los marcapasos?

El implante de un marcapasos requiere una intervención quirúrgica habitualmente realizada por cardiólogos o médicos intensivistas. Es un procedimiento sencillo y suele tener pocas complicaciones. En la mayor parte de los casos, se realiza con el paciente despierto o con sedación ligera.

Normalmente, los marcapasos se colocan en el lado izquierdo, ya que la mayor parte de la población es diestra y el procedimiento quirúrgico es más sencillo cuando se realiza en ese lado. Recuerde, si usted es zurdo dígaselo a su médico para que tenga en cuenta este aspecto antes de la intervención.

Después de administrar anestesia en la zona donde vamos a colocar el marcapasos, pinchamos una vena que pasa por debajo de la clavícula. A través de esa punción introducimos uno o más cables hasta el corazón. Tras fijar los cables en las paredes del corazón y comprobar que funcionan correctamente, se realiza una pequeña incisión en la piel y se coloca el generador del marcapasos conectado a los cables o electrodos. Finalmente, se sutura la piel dejando todo el sistema debajo de la misma.

El día después del implante, se le realizará una radiografía del tórax para comprobar que los electrodos no se hayan desplazado y que no existan complicaciones en relación con la intervención quirúrgica. En esa visita también se revisará que el marcapasos funcione correctamente. Si no se aprecian complicaciones y el dispositivo funciona como se espera, se podrá proceder al alta hospitalaria.

 MARCAPASOS


¿Qué complicaciones puede tener el implante de un marcapasos?

Como hemos dicho anteriormente, el implante de un marcapasos no es un procedimiento demasiado complejo, y habitualmente tiene pocas complicaciones. Sin embargo, a pesar de que las complicaciones no son muy frecuentes (en torno a un 4% en total), en algunos casos pueden llegar a ser muy importantes.

La complicación más frecuente es la formación de un hematoma donde se aloja el marcapasos. Los hematomas se suelen resolver por sí solos; pueden producir dolor o molestias; y únicamente unos pocos son importantes. El mayor problema de los hematomas es que facilitan las infecciones. En general, el riesgo de infección es bajo (tan sólo un 1% de los casos)  debido a que se toman las precauciones necesarias para evitarlas, pero sus consecuencias podrían ser muy importantes si la infección se extiende y afecta al corazón.

Otra posible complicación, aunque poco frecuente es la punción accidental del pulmón. La vena a través de la cual se colocan los electrodos pasa muy cerca del pulmón, y es posible que se “pinche” la membrana que recubre el pulmón durante el procedimiento. Cuando esto sucede, se produce salida de aire desde el pulmón, acumulándose aire entre el pulmón y la pared interna del tórax lo que puede producir dificultad para respirar. A esta complicación la llamamos neumotórax, y para resolverlo a veces es necesario colocar un tubo en el tórax para extraer el aire acumulado. Con estas medidas, lo habitual es que el proceso se resuelva completamente entre 2 o 4 días sin secuelas, pudiendo darse de alta al paciente.

Existen otras complicaciones  más graves (como la perforación cardiaca), que pueden requerir cirugía cardíaca, pero que, afortunadamente, ocurren de forma muy esporádica.


Me acaban de implantar un marcapasos, ¿Qué cuidados debo de tener con la herida?

Al día siguiente de la intervención, además de revisar el dispositivo electrónico, realizará la cura de la herida una enfermera especializada. En nuestro centro, recomendamos que, tras realizar la cura de la herida, no se levante el apósito que se ha colocado hasta ser evaluado de nuevo a los 7 – 10 días en la consulta de enfermería. En esa revisión, si la herida ha cerrado adecuadamente se retirarán los puntos o grapas. Solo se deberá cambiar el apósito si este se moja o se ensucia.

Durante el primer mes, y en especial durante la primera semana, se debe evitar realizar movimientos bruscos y cargar pesos con el brazo del lado donde se le implantó el marcapasos. En el caso de las mujeres, recomendamos el uso de sujetador, ya que el peso de las mamas puede producir desplazamientos del dispositivo.

Recomendamos a nuestros pacientes acudir a la consulta de marcapasos (sin necesidad de solicitar cita previa) en caso de presentar cualquiera de los signos o síntomas que se mencionan a continuación:

  • Fiebre (temperatura superior a 38°C).
  • Dolor intenso en zona de marcapasos.
  • Observe supuración y/o sangrado activo de la herida quirúrgica.
  • Aumente el tamaño del hematoma en la zona donde se alojó el marcapasos.

En cualquier caso, no deberían realizarse punciones ni manipular en la zona del marcapasos por parte de personal no especializado en el manejo de estos dispositivos. El personal de la unidad de marcapasos asumirá el manejo de cualquier complicación del procedimiento.


¿Cuándo puedo empezar a conducir?

Depende del tipo de permiso de conducir que usted tenga. En el documento del  Código de Tráfico y Seguridad Vial, publicado por Dirección General de Tráfico, el 22 de julio de 2015, separa los permisos de conducir en dos grupos:

Grupo 1: AM A1, A2, A, B, B + E y LCC
Transcurrido un mes desde la aplicación del marcapasos, con informe favorable de un especialista en cardiología, se podrá obtener o prorrogar el permiso o licencia con un período de vigencia establecido a criterio facultativo.
Grupo 2: BTP, C1, C1 + E, C, C + E, D1, D1 + E, D, D + E
Transcurridos tres meses desde la aplicación del marcapasos, con informe favorable de un especialista en cardiología, y siempre que se cumplan los demás criterios cardiológicos, se podrá obtener o prorrogar el permiso con un período de vigencia máximo de dos años.

 Es importante resaltar que el uso del cinturón de seguridad sigue siendo obligatorio y que el uso de almohadillas en el cinturón no está permitido.  


¿Cada cuánto tiempo se debe revisar mi marcapasos?

Cuando usted sea dado de alta tras el implante de su marcapasos, se le dará el esquema de las revisiones. En nuestro centro, además de citar al paciente a los 7 días de la intervención para retirar puntos, se realiza una primera revisión al mes del alta. Posteriormente, se realiza otra a los 3 meses; y, finalmente, hacemos revisiones periódicas cada 6 a 12 meses.

Es muy importante que no olvide acudir a sus revisiones.


¿Cuánto dura la batería del marcapasos y como se sabe si se está agotando?

La duración de la batería depende en gran medida del tipo de trastorno por el que se le indicó, de las funciones que tenga programadas y del estado de los cables. En general, un marcapasos moderno, con los cables en buen estado, dura aproximadamente 8 – 10 años.

Durante las revisiones periódicas, además de comprobar la integridad del sistema, se revisa el estado de la batería. Cuando la batería se aproxima a su fin de vida el programador nos da una alerta y un tiempo aproximado de la vida que le queda a la batería. En estos casos, las revisiones serán más cercanas hasta que se plantee el recambio del dispositivo.


¿Puedo hacer ejercicio físico?

En general, usted podrá retomar su actividad física normal después del implante del marcapasos. Sin embargo, para realizar ciertas actividades como la natación o la caza, es recomendable que lo consulte con su médico especialista. La natación no está contraindicada en la mayoría de los pacientes, pero se recomienda que no lo haga sin compañía.

Por otro lado, debe evitar realizar deportes que supongan contacto físico brusco que pueda hacerle caer y/o golpearse en la zona del implante, ya que el dispositivo o los cables podrían resultar dañados.


¿Puedo Viajar?

La mayoría de las personas con marcapasos implantados pueden viajar libremente a menos que tenga otros padecimientos que supongan alguna restricción. La clave para viajar con confianza es planificar el proceso de antemano. Antes de salir de viaje:

  • Solicite a su médico recomendaciones específicas relativas a los cuidados o la actividad a realizar.
  • Pregúntele a su médico los  pasos que debe dar si siente malestar o experimenta algún síntoma.
  • Lleve siempre con usted la tarjeta de identificación de su marcapasos.
  • Solicite a su médico una copia del impreso que suministra el programador del marcapasos. En algunos casos,  este informe que facilita el programador puede imprimirse en el idioma del país al que planea viajar.

Al pasar por los controles del aeropuerto, usted deberá identificarse como portador de un marcapasos y mostrar al guardia su tarjeta del marcapasos. El guardia podrá pedirle que pase por el detector de metales. Esto, en la mayoría de casos, no afecta al marcapasos, pero es recomendable que usted pase por el detector con un paso continuo y sin detenerse. En caso de que sienta que se marea, aléjese del detector y avise al guardia de seguridad. Si salta la alarma del detector, esto es simplemente porque ha detectado el metal en usted. En este caso, el guardia de seguridad puede que utilice un detector manual de metales, si es así, indíquele al guardia donde tiene colocado el marcapasos y pídale que no pase el detector por encima de él.

En la mayoría de los aeropuertos, los protocolos de actuación en caso de pacientes portadores de dispositivos están muy bien definidos, por lo que usted, normalmente, solo deberá identificarse como portador de marcapasos.


¿Puedo tomar el sol?

Si, puede tomar el sol, pero con precaución. No debe exponer la piel sobre el generador del marcapasos durante largas horas al sol, porque podría recalentar el metal que envuelve al marcapasos y producir una quemadura interna. Esto no quiere decir que no pueda tomar el sol, pero siempre debe tomar la precaución de no permanecer al sol durante horas. Cuanto más caliente el sol, procure permanecer menos tiempo expuesto al mismo.


¿Puedo utilizar el teléfono?

Los teléfonos fijos e inalámbricos son seguros. El llamado «móvil» puede producir interferencias transitorias que se evitan colocándolo sobre el oído opuesto al lado donde esté ubicado el marcapasos y trasportándolo en el bolsillo de la chaqueta o cinturón opuestos a la zona del marcapasos. Las antenas repetidoras de telefonía móvil no representan riesgo siempre que se mantenga a una distancia superior a 2 metros.


¿Qué aparatos eléctricos y electrodomésticos puedo utilizar y cuáles debo evitar?

Los electrodomésticos habituales y los equipos informáticos no producen interferencias siempre que los aparatos se hallen en buen estado de conservación, tengan toma a tierra y no se coloquen sobre la zona donde se halla el marcapasos. En todo caso, la mejor fuente de información es su médico, si tiene cualquier duda, no dude en consultárselo.

Puede consultar documento anexo en esta web para situaciones particulares

Los reproductores de música digital (“iPods”) y los “walkie-talkies” pueden producir interferencias transitorias sin son utilizados a menos de 15 centímetros. Se debe evitar el uso de las emisoras potentes de radioaficionados; y, si se van a utilizar, se debe mantener una distancia de al menos 30 cm.

Según las recomendaciones de algunos fabricantes de marcapasos, se debe mantener una distancia de al menos 2 pies (60 centímetros aproximadamente) de las cocinas con placas de inducción.

Puede pasar por los sistemas antirrobos de los comercios pero sin apoyarse ni detenerse en ellos.

Nunca se ponga a manipular los distintos elementos del motor de su coche con el “capó” levantado y el motor en marcha.

A diferencia de la mayoría de las herramientas eléctricas de uso doméstico, los equipos de soldadura y las sierras mecánicas son herramientas que pueden afectar con más frecuencia al funcionamiento normal de su marcapasos.

Los marcapasos actuales cuentan con un sistema que detecta el movimiento del cuerpo y aumenta la frecuencia del corazón para que se adapte mejor al ejercicio. Los aparatos que vibran (motosierras, cortacésped, etc.) pueden activar el sensor del marcapasos, y hacer que éste aumente la frecuencia cardíaca de manera innecesaria.


Para saber más….


AUTOR

  • Dr. Juan Pablo Abugattás de Torres

Cardiólogo. Complexo Hospitalario Universitario de Ferrol.

DESCARGA MARCAPASOS.pdf

 

Puedes valorar este artículo y dejar un comentario,